La magia de decorar con el color blanco

El blanco en la cultura occidental significa pureza y lo limpio. Por ello, muchas personas lo eligen como color predominante en sus casas, sobre todo últimamente. Con el color blanco puedes lograr un dormitorio muy luminoso si combinas las paredes y la ropa de cama en distintos tonos de blanco.

También puedes aplicar el color blanco a tu cuarto de baño para hacerlo más moderno. Con este tono, la sensación de limpieza en una zona de la casa tan importante como esta será mayor, y la hará más cálida y agradable. Este tip sirve también para el salón (donde puedes combinar muebles blancos con colores pastel) y la cocina (en la que el blanco dará una sensación de amplitud muy interesante).

Otra manera de decorar la habitación es pintar y decorar las paredes con un color llamativo (por ejemplo, naranja) y contrastarlo con la ropa de cama blanca. De esta manera la presencia de la cama dará un toque de tranquilidad entre la actividad.