Dónde activar la creatividad de tu mente

A veces, todo creativo pasa por una época en la que le cuesta innovar. Los clientes exigen cosas originales, nuevas. Y te frustras cuando no se logra.

La creatividad hay que fomentarla y mantenerla activa. Si no, te quedas estancado. Por eso, puedes probar con esto:

  1. Observando. Todo a tu alrededor puede ayudarte a ser creativo, a inspirarte. Desde el diseño de una camiseta hasta un edificio, una conversación o la imagen de un cuadro. Aunque no lo creas, son pequeñas cosas lo que activa el chip creativo. Pero para ello necesitas fijarte en esas cosas.
  2. Leyendo. A veces, leer activa tu mente. No leas para desanimarte porque a ti no se te ocurre eso. O porque hay personas que logran lo que tú no consigues y quieres imitarlos. Puedes inspirarte; pero no te obsesiones porque no eres el que sale en el libro.
  3. Delante de tu mesa de trabajo. La creatividad hay que hacerla funcionar o, de lo contrario, se aletarga. Si eso te pasa a ti, tienes que practicar, trabajar una y otra vez para que siempre surjan nuevas ideas, para que una conversación con un cliente te permita darle ideas desde el primer momento.

¿Dónde activas tú la creatividad?