Las claves para ofrecer a tu cliente un producto de calidad

En un momento como este, donde no solo tienes que competir con personas que tienen tus mismas capacidades, sino con otras muchas que, sin ellas, también se introducen en el mercado laboral, saber destacar y ofrecer al cliente algo de valor es un plus. 

Por eso, te vamos a dar algunos consejos para que puedas hacer un producto de calidad que haga decantarse al cliente por ti, y no por otra persona. Esto es como si hicieras el diseño de una camiseta. Gana el que «entre por los ojos». Pero, para conseguirlo, hay que pasar por un proceso interno. 

  1. Identifica lo que el cliente quiere

Puedes reunirte con el cliente, y este te hablará de lo que quiere. Pero tu tarea es saber qué es lo que no te cuenta verbalmente, sino que por su comportamiento quiere ver en tu proyecto. 

  1. Conoce bien tu producto

No hay nada mejor como saber cuáles son las virtudes y los defectos de tu producto y, de ambos, sacar cosas buenas. 

  1. Busca siempre mejorar

No puedes hacer un buen producto y desentenderte cuando has hecho la venta. Un buen servicio tras esa venta puede hacer que vuelvan a repetir contigo, porque muestras que te preocupas porque el producto satisfaga al cliente. 

¿Cómo mejorarías tu producto?