3 consejos para que tus clientes se queden siempre contigo

Hoy día, tener clientes es una suerte. Y si ya te mantienen durante varios años, la cosa es para darse con un canto en los dientes. Porque lo normal es que los clientes no duren más de 6 meses o un año antes de pasarse a otra persona. 

Por eso, si quieres fidelizarlos y que se queden contigo mucho tiempo, te vamos a dar 3 consejos para conseguirlo (al margen de que tus diseños sean buenos, que hagas buenos logos, o que seas de los mejores). 

1. Establece una relación

No hablamos de que te vayas a liar con el cliente. Pero sí necesitas empatizar con él y estar pendiente de lo que necesita. Si el cliente ve que pasas de él, se sentirá cada vez menos atendido, aunque sea su sensación, y eso provocará que acabe buscando la atención de otro. 

Entonces, busca preguntar, animarte a escribirle para ver cómo le va todo, implícate con su empresa y en los resultados que tu trabajo ha conseguido. 

2. Muestra agradecimiento… ¡y ayuda a promocionar!

Has hecho un trabajo increíble. Bien por ti. Es posible que el cliente esté muy contento. Pero tú también debes estarlo porque esa persona te diera la oportunidad. ¿Se lo has agradecido? Pues ahora toca promocionar, no solo tu trabajo, también el del cliente. 

3. No te quedes en los laureles

Esto es sencillo: ¡sigue innovando! Y para ello, tienes que estar al tanto de las últimas tendencias, lo que va a venir, etc. ¡Y adelantarte para ser de los primeros y el mejor!