Los errores de diseño web con los que dirás bye bye clientes

Pues sí, desgraciadamente somos humanos y, como tales, nos equivocamos. A la hora de hacer un trabajo de diseño, sea cual sea, desde diseñar una camiseta, una página web o un logotipo, podemos equivocarnos. El problema es que eso puede implicar perder al cliente. 

En el caso de una página web, el diseño de esta ha de estar pensado al milímitro porque no solo repercute en los visitantes, también para Google y para que nos suba a buenos puestos donde se sea visible. Y, a veces, sobre todo a los más novatos, se le ocurren cosas que no deberían. Por ejemplo: 

1. Usar imágenes pixeladas. Siempre han de ser imágenes y fotos de alta calidad (pero en formato web para que pesen menos). 

2. Usar una tipografía que no se lea. Opta por las normales. Las florituras están bien, pero no todos los navegadores tienen todas las fuentes del mundo, ni la gente las puede leer tan fácilmente. 

3. Usar imágenes genéricas. Es algo habitual, pero en los negocios, siempre es mejor personalizar con las propias fotos. Y ojo, que si no eres fotógrafo, tú harás lo que puedas con las que te dan. 

4. Carga lenta de la página. Es una muerte segura porque al final el cliente se cansa, pero también los usuarios. 

5. Falta de diseño responsive. Cada vez son más los que buscan en dispositivos móviles, así que necesitas tener un diseño web que de verdad se vea en tablets y móviles.