Tag «camisetas»

Trucos de fotografía que mejorarán tus diseños

Hay ocasiones en las que los clientes quieren utilizar sus propias fotografías en tu diseño creativo, y tienes que jugar con algo que, quizá, no sea lo más adecuado. Al margen de hablar con el cliente y tratar de hacer tú mismo las fotos, para buscar la mejor iluminación y composición, también hay algunos trucos que pueden ayudarte a crear diseños y que obtengan un buen resultado. 

  1. Haz la foto con bajos y altos. Es decir, busca hacer una foto con contraste alto y otra con contraste bajo. De esa manera, vas a conseguir ver cuál es la mejor, e incluso puedes acabar combinándolas las dos y buscando las luces y sombras adecuadas. 
  2. Compón con el color. Los colores pueden ayudar a focalizar la atención en varias partes de la fotografía, y a hacer incluso que la persona que lo vea tenga diferentes sensaciones en la misma foto. Y lo mismo ocurriría con el diseño de camisetas, logos, etc.

El diseño final, no solo implica hacer una foto y usarla, sino que después hay que trabajar con ella para unificarla con el diseño que se busca, no solo en forma, sino también en colores junto con el texto que pueda llevarse.

Así se crearon las etiquetas adhesivas

Si eres un creativo de pura cepa, seguro que te gusta conocer un poco la historia de todo en lo que puedes trabajar, ya sea en el diseño de camisetas, en logos, y, en este caso, en las etiquetas adhesivas. 

Y es que, estas surgieron hace bastante tiempo. Concretamente en el 3000a.C. ¡Sí, tan lejos! Pero se tiene constancia de que, en esa época, había soportes adhesivos porque los comerciantes, para anunciar sus puestos y lo que tenían, usaban papiros que pegaban con cola animal. 

Claro que, si buscas algo más parecido a lo que tenemos ahora, entonces has de irte concretamente al 1930, año en que R.Stanton Avery inventó la conocida etiqueta adhesiva, una etiqueta que era sensible a la presión y que no había que humedecerla para que pegara. Y por supuesto, fue todo un boom. 

De hecho, no solo están las etiquetas adhesivas, sino también las pegatinas, que seguramente siguieron un patrón muy parecido, sino igual que las otras.

Así que ahora ya sabes algo más sobre ellas, y es un formato que también puedes presentar a tus clientes para conseguir dar a conocer tu arte en otro producto. Que nunca se sabe con cuál te puedes hacer famoso. 

Tus fotografías y diseños pueden darte pasta gansa

Cuando eres creativo y haces unas fotos estupendas o unos diseños increíbles, todo el mundo te aplaude. Pero hoy en día, si no estás en Internet, no llegas a todos los que puedes llegar. Es más: no vas a ganar tanto como si te anunciaras a través de Internet. 

Por eso, hoy queremos darte algunos consejos sobre esas fotografías y/o diseños de camisetas, gorras o logos que haces y que querrías que llegaran a más personas. Porque con ellos puedes ganar dinero, aunque no te lo creas. 

El objetivo es poder sacar un beneficio económico a tus fotos y diseños, y eso hoy día es muy sencillo de hacer. Lo único que tienes que conseguir es introducirte en los portales de fotos, ya sean gratuitos o de pago. 

Un ejemplo podría ser Shutterstock. Es un banco de imágenes, uno de los más utilizados por muchas editoriales. Y si les gusta tu foto y la compran tú recibes a cambio algo de dinero. ¿No crees que podría ser interesante? 

Como este banco de imágenes hay muchos otros que pueden permitirte poner tus fotografías y lucrarte con ellas. Lo único que necesitas es cumplir con las bases que establecen. Y una vez estén hechos, puedes promocionarlo y, al mismo tiempo, esperar a que las ventas lleguen. 

Consejos para que ese cliente no se vuelva una pesadilla

Imagina que te contacta un cliente. Este quiere ofrecerte un trabajo y tú tienes ganas porque, conforme hablabas, se te iban ocurriendo diseños de camisetas, pegatinas, anuncios, banners, etc. Te encanta el trabajo así que preparas un buen presupuesto. 

Lo baja. Pero no te importa. Y empiezas a trabajar con él. 

A los dos días, te arrepientes de haberte comprometido. ¡Es un cliente difícil! ¿Te ha pasado? 

Seguro que sí, y además es posible que varias veces. Así que vamos a darte las claves para que huyas de esos clientes antes de que se conviertan en una pesadilla personal:

  1. Es un cliente que le interesaste en el primer momento, pero luego te pone pegas a todo. 
  2. No deja de llamarte, de ponerte mensajes, de preguntarte cosas. Y luego no te ha encargado nada, ni tampoco ha aceptado tu propuesta. 
  3. Tu opinión no cuenta, para él lo que hace, o quiere hacer, es lo bueno, aunque esté equivocado. 
  4. Te pide bajar siempre el precio diciendo que va a ser de largo plazo, que va a darte mucho trabajo, ¡y luego te dejará a la primera de cambio!
  5. Nunca cumple con su parte, ya sea para pagar, para enviarte información, etc. 

Así que, si ves que es así, no hagas negocios con ellos. Y si ya estás con uno… 

  1. Acepta lo que te dice el cliente y lo que te pide, según sus deseos. Al menos así acabarás con el cliente. 
  2. Intenta veladamente explicarle que no es el camino, y marcarle unos horarios para «molestar». En caso de que siga en sus trece, y no veas que funcione la relación, mejor decirle que no. 

3 elementos que puedes diseñar a tus clientes para su línea promocional

Todas las empresas suelen hacer, antes o después, una tirada de productos promocionales con el objetivo de ofrecer un detalle a sus clientes y, al mismo tiempo, de darse a conocer.

Muchas veces, esos productos son bien estudiados con el objetivo de que vayan a causar un efecto en las personas. Y no es para menos, ya que supone una inversión y quiere recuperarse. Por eso el diseño es tan importante. Y como creativo, debes tenerlo en cuenta.

Después de echar un vistazo a los productos promocionales, tres de los que funcionan muy bien son:

  1. Diseño de camisetas. Eso sí, el diseño de la empresa no debe ser demasiado grande porque al final solo se la pondrán para estar en casa, no saldrán con ella y así no obtendrán resultados. En cambio, si logras un diseño que llame la atención con el logo de la empresa, la cosa cambia.
  2. Diseño de bolsas. Ahora que la gente tiene que salir con bolsas a la compra para no tener que pagar por las que dan en el súper, es una buena idea regalar ese tipo de bolsas. Así simplemente has de diseñarla de una manera que no les importe enseñar que es de una marca, sino que lo disfruten y todo.
  3. Diseño de parasoles. Para el coche, porque hoy día todas las familias tienen uno, y los parasoles es algo que no se compra pero sí es muy útil. Más ahora que llega el verano.

Así ya sabes qué puedes ofrecerle a tus clientes.

Consejos para acertar con los diseños de tus clientes

Cuando empiezas en el mundo del diseño es habitual que te pongas nervioso con un nuevo cliente porque quieres hacerlo bien y, a veces, se requieren de muchos intentos que merman la confianza en ti.

En ocasiones, se pierden proyectos por eso, porque no se ha sabido dar en la tecla con el cliente. Por eso, aquí van algunos consejos que te pueden venir bien.

1. Intenta conocer al cliente. Antes incluso de hablar con él, trata de buscar información y de hacerte una idea de la empresa que tiene. Eso le gustará al cliente porque verá que has querido profundizar en la empresa para empatizar con él y su idea.

2. Busca esos detalles que no te dicen. Los clientes, a menudo, te pueden orientar sobre el diseño que quieren, ya sea un diseño de camisetas, logos, textos, etc. En ocasiones, ni ellos mismos sabrán, pero es cuando debes tratar, con preguntas, de ver lo que busca. Puede que no sean preguntas directas, pero toda la información te va a servir.

3. Intenta probar cosas. No te quedes solo en un diseño, haz varios, y sé atrevido. De esa manera, verás la reacción del cliente e incluso puedes llegar a acertar a la primera.