Tag «clientes»

3 consejos para que tus clientes se queden siempre contigo

Hoy día, tener clientes es una suerte. Y si ya te mantienen durante varios años, la cosa es para darse con un canto en los dientes. Porque lo normal es que los clientes no duren más de 6 meses o un año antes de pasarse a otra persona. 

Por eso, si quieres fidelizarlos y que se queden contigo mucho tiempo, te vamos a dar 3 consejos para conseguirlo (al margen de que tus diseños sean buenos, que hagas buenos logos, o que seas de los mejores). 

1. Establece una relación

No hablamos de que te vayas a liar con el cliente. Pero sí necesitas empatizar con él y estar pendiente de lo que necesita. Si el cliente ve que pasas de él, se sentirá cada vez menos atendido, aunque sea su sensación, y eso provocará que acabe buscando la atención de otro. 

Entonces, busca preguntar, animarte a escribirle para ver cómo le va todo, implícate con su empresa y en los resultados que tu trabajo ha conseguido. 

2. Muestra agradecimiento… ¡y ayuda a promocionar!

Has hecho un trabajo increíble. Bien por ti. Es posible que el cliente esté muy contento. Pero tú también debes estarlo porque esa persona te diera la oportunidad. ¿Se lo has agradecido? Pues ahora toca promocionar, no solo tu trabajo, también el del cliente. 

3. No te quedes en los laureles

Esto es sencillo: ¡sigue innovando! Y para ello, tienes que estar al tanto de las últimas tendencias, lo que va a venir, etc. ¡Y adelantarte para ser de los primeros y el mejor!

Consejos para que ese cliente no se vuelva una pesadilla

Imagina que te contacta un cliente. Este quiere ofrecerte un trabajo y tú tienes ganas porque, conforme hablabas, se te iban ocurriendo diseños de camisetas, pegatinas, anuncios, banners, etc. Te encanta el trabajo así que preparas un buen presupuesto. 

Lo baja. Pero no te importa. Y empiezas a trabajar con él. 

A los dos días, te arrepientes de haberte comprometido. ¡Es un cliente difícil! ¿Te ha pasado? 

Seguro que sí, y además es posible que varias veces. Así que vamos a darte las claves para que huyas de esos clientes antes de que se conviertan en una pesadilla personal:

  1. Es un cliente que le interesaste en el primer momento, pero luego te pone pegas a todo. 
  2. No deja de llamarte, de ponerte mensajes, de preguntarte cosas. Y luego no te ha encargado nada, ni tampoco ha aceptado tu propuesta. 
  3. Tu opinión no cuenta, para él lo que hace, o quiere hacer, es lo bueno, aunque esté equivocado. 
  4. Te pide bajar siempre el precio diciendo que va a ser de largo plazo, que va a darte mucho trabajo, ¡y luego te dejará a la primera de cambio!
  5. Nunca cumple con su parte, ya sea para pagar, para enviarte información, etc. 

Así que, si ves que es así, no hagas negocios con ellos. Y si ya estás con uno… 

  1. Acepta lo que te dice el cliente y lo que te pide, según sus deseos. Al menos así acabarás con el cliente. 
  2. Intenta veladamente explicarle que no es el camino, y marcarle unos horarios para «molestar». En caso de que siga en sus trece, y no veas que funcione la relación, mejor decirle que no. 

3 elementos que puedes diseñar a tus clientes para su línea promocional

Todas las empresas suelen hacer, antes o después, una tirada de productos promocionales con el objetivo de ofrecer un detalle a sus clientes y, al mismo tiempo, de darse a conocer.

Muchas veces, esos productos son bien estudiados con el objetivo de que vayan a causar un efecto en las personas. Y no es para menos, ya que supone una inversión y quiere recuperarse. Por eso el diseño es tan importante. Y como creativo, debes tenerlo en cuenta.

Después de echar un vistazo a los productos promocionales, tres de los que funcionan muy bien son:

  1. Diseño de camisetas. Eso sí, el diseño de la empresa no debe ser demasiado grande porque al final solo se la pondrán para estar en casa, no saldrán con ella y así no obtendrán resultados. En cambio, si logras un diseño que llame la atención con el logo de la empresa, la cosa cambia.
  2. Diseño de bolsas. Ahora que la gente tiene que salir con bolsas a la compra para no tener que pagar por las que dan en el súper, es una buena idea regalar ese tipo de bolsas. Así simplemente has de diseñarla de una manera que no les importe enseñar que es de una marca, sino que lo disfruten y todo.
  3. Diseño de parasoles. Para el coche, porque hoy día todas las familias tienen uno, y los parasoles es algo que no se compra pero sí es muy útil. Más ahora que llega el verano.

Así ya sabes qué puedes ofrecerle a tus clientes.