Tag «diseñar»

Consejos para que ese cliente no se vuelva una pesadilla

Imagina que te contacta un cliente. Este quiere ofrecerte un trabajo y tú tienes ganas porque, conforme hablabas, se te iban ocurriendo diseños de camisetas, pegatinas, anuncios, banners, etc. Te encanta el trabajo así que preparas un buen presupuesto. 

Lo baja. Pero no te importa. Y empiezas a trabajar con él. 

A los dos días, te arrepientes de haberte comprometido. ¡Es un cliente difícil! ¿Te ha pasado? 

Seguro que sí, y además es posible que varias veces. Así que vamos a darte las claves para que huyas de esos clientes antes de que se conviertan en una pesadilla personal:

  1. Es un cliente que le interesaste en el primer momento, pero luego te pone pegas a todo. 
  2. No deja de llamarte, de ponerte mensajes, de preguntarte cosas. Y luego no te ha encargado nada, ni tampoco ha aceptado tu propuesta. 
  3. Tu opinión no cuenta, para él lo que hace, o quiere hacer, es lo bueno, aunque esté equivocado. 
  4. Te pide bajar siempre el precio diciendo que va a ser de largo plazo, que va a darte mucho trabajo, ¡y luego te dejará a la primera de cambio!
  5. Nunca cumple con su parte, ya sea para pagar, para enviarte información, etc. 

Así que, si ves que es así, no hagas negocios con ellos. Y si ya estás con uno… 

  1. Acepta lo que te dice el cliente y lo que te pide, según sus deseos. Al menos así acabarás con el cliente. 
  2. Intenta veladamente explicarle que no es el camino, y marcarle unos horarios para «molestar». En caso de que siga en sus trece, y no veas que funcione la relación, mejor decirle que no. 

Cuáles son los pasos para diseñar un proyecto

El trabajo de un diseñador creativo es uno de los más dinámicos que existe. ¡Cada día es diferente! Es lo bueno que tiene, que te permite no cansarte de tu trabajo porque vas creando cosas nuevas.

Sin embargo, diseñar un proyecto no es algo que se deba hacer a la ligera, sobre todo porque conlleva un proceso para obtener un resultado que satisfaga al cliente. Por ejemplo, no puedes hacer el diseño de una camiseta para una empresa basándote en el logo del negocio y ya está; seguro que puedes hacer más.

Por eso, los pasos para diseñar un proyecto son varios:

1. Información. Necesitas obtener la mayor información posible para saber lo que quiere el cliente y lo que dispones para poder presentar un principio de proyecto.

2. Busca inspiración. Un creativo necesita estar a la última en tendencias y también ver lo que otros hacen para tener ideas, para inspirarse, para crear diseños propios que estén en sintonía con lo que se lleva o bien innovar.

3. Crea varios bocetos. Uno es escaso, y 10 demasiados, pero conviene que presentes entre 3 y 5 bocetos con distintas ideas para ver lo que el cliente piensa. Que no te asuste si te rechaza todos. Prueba a preguntar si hay algo que le guste de cada uno. Eso te dará pistas para crear el definitivo.

4. Ten paciencia. La creatividad no está despierta las 24 horas del día, hay que darle tiempo, trabajar duro y hacer que surja.

5. Trabaja en firme. Una vez tengas el boceto ideal, trabaja con ahínco en ello. El resultado debe quedar mejor incluso que el propio boceto.

¿Te animas ahora a diseñar un proyecto?

Cómo diseñar mejores camisetas, carteles e ilustraciones

Un buen póster debe comunicar algo de manera rápida y muy efectiva. Ya sea que necesites diseñar camisetas, carteles o cualquier tipo de ilustraciones, lo que hoy te vamos a contar te sirve:

En principio, debes apuntar todas tus ideas, ya sea por escrito o en audio, para volver a ellas en cualquier momento.

Además, es importante que haya algo que llame la atención: puede ser una palabra o algo que forme parte gráfica del diseño, pues así hay más posibilidades de que la gente sea atraída por él.

Es muy importante saber la ubicación; no es igual hacer un diseño para una camiseta personalizada que para cartelería o incluso para vallas publicitarias. Debes tener eso en cuenta y pensar la mejor manera de llegar a tu público objetivo.

Y finalmente ten en cuenta que no puede dejar de ser simple, pues mucha letra o demasiados detalles pueden hacer que el espectador pierda el interés. ¡Suerte con todos tus próximos diseños!

¿Cómo consigo ser más creativo?

Si quieres ser un buen creativo (ya sea para diseñar camisetas, libros, etc), pero aún no sabes cómo hacerlo, no hay problema: la clave está en tener la capacidad de crear. ¿Cómo? Fácil. Debes ser inteligente, de manera emocional, lógica y social. Además, si eres observador/a y te fijas en lo que te rodea, podrás captar ideas mucho más fácilmente, y así dilucidar las mejores para convertirlas en proyectos efectivos, como, por ejemplo, conocer una película exitosa antes que los demás y así diseñar una camiseta.

Casi de la mano con lo de ser observador/a es ser inquieto/a y curioso/a. Debes estar pendiente de las tendencias, estar atento/a de las novedades y curiosearlo todo, ¿quién sabe dónde se puede esconder esa idea que se te escapa? Además, es importante no tener miedo, pues es el peor aliado en el trabajo (sobre todo en trabajos creativos como diseñar camisetas), y tampoco es bueno tener prejuicios. Las ideas preconcebidas nos llevan a errores una y otra vez, simplemente no tengas (o intenta no tener) opiniones previas de nada.

Trabajar en equipo también es realmente factible, porque de aquello de lo que uno carece, puede suplirlo un compañero.

¿No te viene la inspiración? ¡Con estos tips sí!

Si no te viene la inspiración y necesitas algo de creatividad, ya sea para diseñar camisetas o para escribir un libro, aquí tienes unos cuántos tips que te pueden ayudar:

  1. Aprende que todos somos creativos: la pérdida de la imaginación en los adultos suele ser a causa del sistema educativo actual, pero tú eres creativo/a por naturaleza.
  2. Deja volar tu imaginación: Para recuperar nuestra imaginación, podemos utilizar distintas técnicas, como los mapas mentales, las asociaciones semánticas y el método de los seis sombreros.
  3. Innova: No dejes de probar, de experimentar, de generar ideas nuevas.
  4. Aburrirse no es malo: Las mejores ideas llegan cuando estás aburrido o durmiendo, por lo que reserva un momento cada día para aburrirte planchando, limpiando, conduciendo etc.
  5. No dejes de aprender: Curiosea, no pierdas la capacidad de sorprenderte. Lee mucho, viaja, pregúntate siempre por qué.

Prueba estos trucos y verás cómo la inspiración viene, y podrás diseñar, escribir, dibujar…